Dia 1: Violencia Sutil y Perpetuada

Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres retomo éste espacio para dar inicio a mi campaña personal uniéndome por primera vez a la iniciativa 16 días de la ONU de la que ya hable en mi Blog de Crianza Mamatambiensabe.  No sé si logre escribir durante los  16 días en el blog  pero al menos lo intentaré porque creo que nos falta mucho por entender que el problema de la violencia contra las mujeres nos toca a todos… directa o indirectamente.

Y hoy no sólo me visto de naranja sino que cruzo mis brazos para alzar la voz en contra de la violencia sexual sobre las mujeres y niñas del mundo, como víctima, como madre y como mujer…

Hoy quiero reflexionar sobre el modelo de violencia perpetuada por la sociedad y por ende por los estados contra nosotras las mujeres, en particular la violencia sexual que en países menos desarrollados o en aquellos donde el machismo hace parte del ADN cultural (como lo es el caso de mi querida patria Colombia)parecen haberse instaurado como sistema de relación hacia la mujer.

Y es que en Colombia según datos de la Oxfam, la impunidad sobre casos de violencia sexual es cercana al 99%. Pero no es sólo porque las leyes no apliquen, la mayoría de casos se refieren a casos no denunciados… y es que … no sé si seré capaz… si, tengo que decirlo! En Colombia al igual que en muchos otros estados Hispanoamericanos nos educan a las mujeres para AGUANTAR y CALLAR… y en muchos casos se nos inculca que SI SOMOS VIOLADAS es porque NOS LO HEMOS BUSCADO… y aquí ya hablo yo, como víctima de una violación a los 16 años, perpetuada, como casi siempre sucede, por un despreciable hombre que abusó de la confianza que le tenía mi madre… un supuesto amigo de la familia, el hijo de un hombre muy poderoso en nuestros país… y que educado bajo la convicción de la supremacía del hombre, logró amedrentarme para que no le denunciara en su momento, logró hacerme creer que YO ME LO HABÍA BUSCADO! Tuvieron que pasar más de 20 años para que fuera yo capaz de decírselo a mi madre, y han tenido que pasar casi 30 para que fuera yo capaz de sacarlo a la luz pública. Son heridas que nunca sanan, no son cicatrices!.
Nos educaron para SOPORTAR y ASUMIR que la violencia sexual hace parte del trato hacia las mujeres. Y esto no puede seguir sucediendo.

La sociedad es violenta con las mujeres al juzgar lo que hacemos con nuestro cuerpo; se nos critica la forma en como vestimos, si mostramos mucho o poco y se nos juzga si vamos ligeras de ropa y sufrimos algún tipo de “manoseo” o de miradas obscenas; se legisla sobre nuestro cuerpo sin tener en cuenta nuestra opinión; malo si abortamos, malo si no; malo si damos teta, malo si no; malo si nos desnudamos ante un parto y lucimos orgullosas desnudez y placenta; malo ni no; siempre en la mirilla de la sociedad, siempre juzgadas sin haber cometido delito alguno más allá del ser mujer! Eso es violencia sexual sutil y tolerada. 

Foto de Archivo de Vanguardia.com

Pero claro, si el Estado mismo no condena y no actúa de manera ejemplar contra los hombres que han perpetuado violaciones, si el Estado no invierte en educación para la igualdad, si el Estado no condena mensajes machistas o micromachistas, muy difícil es que la sociedad por sí sola cambie.

 Y las Leyes que nos impiden tener un trato igualitario que se base en el respeto y la dignidad, ya sea por ausencia de las mismas o simplemente por que no se aplican o se aplican mal. Por ejemplo el caso de la periodista y activista colombiana Jineth Bedoya,  raptada, violada y torturada por denunciar precisamente la violación de los derechos mínimos de las mujeres ante la violencia sexual en mi país natal, y cuyos agresores aún no han sido condenados a pesar de que los agravios contra esta luchadora han sido declarados delitos de lesa humanidad

Mientras los medios de comunicación y otros modelos sociales que se presentan, sigan mostrando a la mujeres como OBJETO de deseo, con valores que se basan en la estética y no en el ser... poco podremos avanzar como sociedad. Porque esos mensajes son violentos contra las mujeres; la publicidad sexista, estereotipar el concepto de la belleza y presionando a las mujeres a que lo sigan (sumisión), la hipersexualización de las niñas desde corta edad… todo eso son mensajes de violencia sutil contra las mujeres!. Nos gusta sentirnos bellas desde luego, pero no queremos que la belleza nos ate, y no el modelo de belleza impuesto, sino la belleza intrínseca a cada una de nosotras…

Las estadísticas sobre la violencia sexual contra las niñas y mujeres en el mundo son aterradoras, según la ONU un 35% de las mujeres en el mundo hemos sido víctimas de algún tipo de agravio sexual, en México por ejemplo las cifras son escalofriantes en niñas y adolescentes, y la violaciones en la India por ejemplo son el reflejo de una sociedad tolerante con la violencia sexual perpetuada y sutil.

Y lo más triste de éste tipo de delito contra las mujeres, es que se ha usado históricamente como “arma de guerra”. En mi país por ejemplo las niñas y mujeres violadas tanto por la guerrilla como por miembros del ejercito en las zonas rurales y de conflicto suman cientos de miles; y son víctimas invisibles de los conflictos armados. Por eso también hoy me uno a la campaña de “stoprapenow- contra la violencia sexual en los conflictos armados”.

Las agresiones sexuales de cualquier tipo son delitos contra la mujer, son violencia de género… que debe erradicarse! Por eso, por mi, por mis hijos, por las niñas del mundo.. digo NO A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER!.

No seas cómplice silencioso, di no a la violencia contra la mujer

Denuncia casos de violencia, incluso aquella sutil mediática

Levanta la voz ante micromachismos que inciten a la agresión, 

Pero sobre todo RESPETA a las mujeres y RESPETATE como mujer

NO ES NO… Y sobre tu cuerpo decides tu!. 

Enlaces RelacionadosEnlaces Relacionados:

– Educar para eliminar la violencia contra la mujer http://bit.ly/ViolenciaGMTS2

– No más violencia de Género – Web http://bit.ly/nomasvg

– Stop Rapes Now – http://www.stoprapenow.org/

Anuncios

3 comments

  1. “Son heridas que nunca cierran, no son cicatrices”
    No puedo añadir nada más..
    Estoy tremenda y dolorosamente de acuerdo con todo lo que dices y sí, dejemos de hablar de “violencia de género” hablemos de violación, de agresión, de asesinato.. no dulcifiquemos al verdugo y ninguneemos a la víctima.
    Un abrazo enoooorme Cata!

Anímate también a opinar, deja un comentario!.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s