Actitud Conciliadora?… algunos tips, para lograrla!.

Aunque me he sentido afectada por las inadecuadas medidas y políticas de conciliación de la vida familiar y laboral, lo que me motivo a unirme a CRYA,  creo firmemente que la conciliación es también es una actitud de vida que se adquiere, se cultiva y que no todo depende de factores externos (políticas y medidas), sino por el contrario, y en gran medida depende de si mismo y de la forma en como se afronta cada etapa de la vida.

Esta semana preguntaban cuál es la actitud más beneficiosa para no tener que elegir entre ser madre o mujer trabajadora.  Yo creo que la respuesta ante todo es tener una actitud conciliadora; claro que para ello necesitamos herramientas que nos permitan de modo práctico administrar nuestra propia vida, y leyendo a grandes expertos de la conciliación como son Nigel Marsh, Nuria Chinchillá, Ignacio Buqueras y otros blogueros como José Miguel Bolivar, he llegado a la conclusión de que podríamos resumir 4 tips básicos, para lograr una actitud que favorezca la conciliación de la vida familiar, laboral y personal:

–          Fijar Prioridades

–          Administrar el tiempo

–          Delegar lo delegable

–          Negociar y obtener corresponsabilidad

Fijar Prioridades

Es tal vez lo más difícil, y algo para lo cual no nos preparan en la vida. En lugar de tantas asignaturas, deberían enseñarnos cosas prácticas que nos permitan una inteligencia emocional y ejecutiva.

Identificar y decidir que es lo urgente, que es importante, y que es postergable; Valorar lo que es prescindible y lo que no; Identificar lo que depende de nosotros y lo que no; son ejercicios que podrían darnos una base para iniciar el proceso de fijar prioridades.  Esto requiere un proceso de interiorización muy importante y sobre todo muy honesto consigo mismo. Muchas veces nos encontramos ante situaciones que entran en el conflicto entre lo que deseamos y lo que creemos que debemos hacer, y esto también debe formar parte de esta priorización: qué es más importante para mi: lo que deseo o lo que debo.

De pequeña mi padre me decía que hiciera una lista, y que le asignara valores de1 a 4 a las cosas; 1 para lo que podía fácilmente prescindir, 2 para lo que si tenía era satisfactorio pero que si no, pues no pasaba nada, 3 para lo que realmente quería y 4 para lo imprescindible. Esto me ha ayudado en la vida para entender que hay cosas que he podido postergar, y otras tantas que no.

Administrar el tiempo

Esto es mas sencillo, aunque a diario estemos repitiéndonos que la vida no nos alcanza y que ojala los días tuviesen 30 horas, etc., etc.… Y es que se nos ha convertido en muletilla esto de “el tiempo vuela”  o “no tengo tiempo para nada”.  Todos tenemos el mismo tiempo, la diferencia está en como lo organizamos. Para ello,  algunas personas tienen un talento nato y para otras, como yo, las ayudas externas y métodos son imprescindibles. En  mi caso en particular las agendas, las listas de “to do things” y los horarios son mis mejores aliados, y cuando no lo hago, siento el efecto caos y descontrol de inmediato.

Saber y ser conscientes del tiempo que perdemos en pequeñas cosas, o como efecto de una incorrecta planificación y organización, nos permitirán replantear nuestros días y hacerlos mas eficientes.

Delegar lo delegable

Al respecto creo firmemente que llegan momentos en la vida, en que a pesar de que queramos, es físicamente imposible hacerlo todo al mismo tiempo.  Eso de “I want it all and I want it now” solo sirve para letras de canciones!

Se lo leí a Nuria Chinchillá en una entrevista que le hicieron, y lo interpreto como, entender que hay cosas que puedes fácilmente dejarlas a terceros, sin que ello signifique para ti el fin del mundo. Pero acá desde luego, se tienen que tener muy claro que es delegable para cada quien. En mi caso en particular, lo que no fue delegable era el cuidado de mis hijos durante su primera infancia, en cambio fue delegable el aporte económico durante ese tiempo.

Apoyarse en terceros para la consecución de un objetivo común, es aplicable a todo tipo de conciliación, no solo la familiar, sino también la laboral.

Negociar y obtener corresponsabilidad

La vida es mas fácil entre dos, decía mi abuela, y se refería en general al hecho de que siempre viene bien un co-equipero para salir adelante. Por esto el tema de corresponsabilidad es clave en la conciliación personal y familiar.

Estamos ante un cambio de modelo de sociedad, que requiere mayor equilibrio entre los miembros de una pareja y los miembros de una familia. La mayor insatisfacción que refieren las mujeres en relación a su situación de equilibrio e igualdad, está relacionada a la falta de corresponsabilidad por parte de sus parejas en el reparto, no solo de las tareas domésticas, sino de la crianza de los hijos. Al respecto me encantan las opiniones que dejaron algunos padres muy corresponsables, y que pueden leer aquí mismo en este blog.

Por último,  yo añadiría que para poder tener una actitud que facilite la conciliación es necesario: Ser coherentes y consecuentes con las propias decisiones, y estar dispuesto a ceder y negociar, sin que ello implique renunciar.

Y tu, ¿qué haces para mejorar tu actitud frente a la conciliación? Me encantaría saber tu punto de vista y así enriquecer este tema que tanto nos apasiona…

Anuncios

5 comments

  1. Es como si te metieras en mi cabeza y supieras qué necesito saber… Me quedo con unas cuantas frases q me resultan imprescindibles. Pones en palabras exactas lo q a mí me cuesta tanto exponer. Gracias, otra vez.

  2. ¡Bravo Catalina!
    Muy bien explicado y con muchísima coherencia.
    En mi opinión lo más importante es la definición de prioridades. Tal y como expones en el artículo, muchas veces lo que quieres hacer se enfrenta con lo que “debes” hacer …o que tú crees que debes hacerlo porque a veces, nosotros mismos somos los que nos obligamos a hacer ciertas cosas que no sería necesario hacer.
    Cuando yo consigo alinear lo que quiero hacer con lo que debo hacer…lo demás fluye 🙂
    Un beso y felicidades por este nuevo blog!

  3. Muy buen artículo, si me permitís os voy a pasar un link con un programa que tengo instalado, y aunque no me gusta poner nombres, en esta ocasión creo que vale la pena, ya que más gente que se encuentre en situaciones difíciles relacionadas con el tiempo podría beneficiarse. El tiempo es oro y el perderlo es el problema más grande que tenemos, hacemos mil cosas al final del día pero no acabamos nada. Y esto puede llegar a deprimirnos. De verás que creo que es una muy buena solución. http://es.workmeter.com/blog/bid/165164/Optimizando-nuestra-gesti%C3%B3n-del-tiempo

    1. Muchas Gracias por los enlaces.. es.importante que ste tipo de informacin circule y sea.visible y al alcance, para que cada vez seamos ms las personas que contemos con herramientas que nos faciliten la conciliacion y la vida misma. Gracias.

Anímate también a opinar, deja un comentario!.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s